Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

Calendario

junio 2017
L M X J V S D
« May    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

El uso de agrotóxicos a juicio

na13fo01_12Un agricultor de Goya enfrenta el juicio oral acusado de la muerte de Santiago Arévalo, de 5 años, y de severas lesiones a Celeste Estévez, de 4, en 2011. Los niños vivían en la finca lindera e inhalaron las fumigaciones ilegales.

El lunes próximo comenzará en el Tribunal Oral Penal de Goya, provincia de Corrientes, el juicio por el homicidio del chico de 5 años Santiago Nicolás Arévalo, y por las severas lesiones que sufrió su prima, Celeste Estévez que entonces tenía 4 años, quienes según la acusación habían sido afectados por agrotóxicos ilegales utilizados en una finca lindera de su casa, propiedad de Ricardo Nicolás Prieto, imputado por “homicidio culposo y lesiones culposas en concurso ideal”.
“La autopsia del chico y las muestras que se hicieron tanto del suelo como de las plantas de tomate prueban fehacientemente el uso de alfaendosulfan, un producto que está prohibido a nivel mundial”, explicó el abogado de la      familia de Santiago Nicolás, Julián Segovia, en diálogo con PáginaI12. La tragedia ocurrió en abril de 2011 en la localidad correntina de Lavalle, cuando los dos chicos absorbieron los plaguicidas tóxicos que usaba Prieto para fumigar las plantaciones de tomate de su quinta, ubicada junto a la casa de la familia Arévalo. Santiago Nicolás además de inhalar el veneno, “lo absorbió a través de la piel al pisar un charco con el tóxico, proveniente de un desagote que desembocaba en el río Paraná”, contó Segovia. “Murió después de dos días con un cuadro agudo. Celeste se salvó porque no llegó a pisar el barro”, agregó. Luego de la intoxicación, la chica estuvo internada tres meses en el Hospital Garrahan y todavía convive con serias lesiones que son permanentes. Por este motivo continúa con tratamientos que la obligan a viajar a Buenos Aires al menos una vez por año.
La acusación afirma que “en la chacra de tomates y hortalizas ubicada en Puerto Viejo Lavalle se hicieron fumigar plantaciones sin la prevención de controlar en forma personal el proceso, que se realizó con las cortinas de los tendaleros levantadas”. El Fiscal de instrucción Correccional y de Menores 2, Guillermo Barry, calificó la conducta de Prieto como “negligente”, y sostuvo que el acusado “permitió que los tóxicos que contienen los plaguicidas se propagaran por la acción eólica en zonas aledañas, provocando en Celeste lesiones de carácter gravísimas y en Santiago Nicolás un edema agudo de pulmón producido por intoxicación lo que ocasionó su deceso”. Tal afirmación está respaldada con “certificados médicos, historias clínicas, informes químicos y los resultados de la autopsia”, como detalla un comunicado difundido ayer por el Poder Judicial de Corrientes.
Para Segovia, “es imposible que (Prieto) salga de esa responsabilidad penal, ya que su plantación de tomates es la única en los terrenos cercanos a la casa”. “Hay pruebas suficientes para condenarlo”, aseguró el abogado, antes de señalar que “a la autopsia y a las pruebas de laboratorio, que son las evidencias fundamentales, se suman los testimonios de vecinos y familiares del chico que sentían fuertes olores y sufrían dolores de cabeza cuando Prieto fumigaba con las cortinas levantadas”, y detallar que lo hacía “entre tres y cuatro veces por semana”.
“Permanentemente se producen intoxicaciones por agroquímicos, no se producen más muertes de casualidad”, advirtió también Segovia. Fuentes que viven en la localidad de Lavalle contaron a este diario que es muy común que en la zona haya gente con serias enfermedades a raíz de la inhalación de agrotóxicos, en especial niños, que son más vulnerables.
Está previsto que para el comienzo del juicio, hoy, se presenten los testigos Gladis Mabel y Aníbal Oscar Arévalo, madre y hermano de Santiago; Miguel Angel Escobar, pareja de la madre de Celeste; el médico Julio Cesar Pila; el ingeniero agrónomo Juan Alberto Sablich y Gregorio Tabare, vecino de Lavalle. Por su parte, se espera que los alegatos se realicen el día viernes 25 de noviembre.
Integran el Tribunal Oral Penal de Goya los jueces Julio Ángel Duarte, Romelio Díaz Colodrero y José Luis Acosta. El fiscal es Guillermo Barry, y actuarán también la Asesora de Menores Isabel Passarello y el querellante conjunto, Julián Segovia. La defensa de Prieto está a cargo de los abogados Diego Francisco Brest y Ariel Brest Enjuanes.

Fuente: Página /12

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>