Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

Calendario

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Santiago Maldonado: la verdad de lo que pasó en la morgue

Más de 50 personas rodearon el cadáver que reposaba sobre una camilla de acero. Bajo una luz blanca, los peritos lo analizaron. El cuerpo ya tiene nombre. Sergio y Germán Maldonado lo reconocieron por los tatuajes: es Santiago, su hermano menor, el joven de 28 años que estuvo desaparecido durante 77 días tras la represión de Gendarmería a una comunidad mapuche de Chubut.

Alrededor de las once de la noche, después de doce horas de trabajo, el médico forense Roberto Cohen dió por finalizada la autopsia. Un minuto después de la medianoche, el juez Gustavo Lleral se asomó al portón de la calle Viamonte. Ante la luz de los flashes anunció las conclusiones a las que llegaron los forenses y los peritos de parte: “el cuerpo no presenta lesiones”, dijo.

El gobierno se aferró a esa información para plantear una vez más el cierre del caso. Lo cierto es que todavía falta determinar la causa de muerte, que se sabrá en los próximos días. La inexistencia de lesiones y golpes en el cuerpo no determinan la ausencia de la violencia policial. Por ejemplo: el primer examen del cuerpo de Franco Casco -que apareció flotando en el Río Paraná tras estar tres semanas desaparecido- determinó que no tenía lesiones visibles. La investigación y los estudios complementarios demostraron que el joven había sido detenido y torturado en una comisaría de Rosario y arrojado vivo al agua. El cuerpo de Ezequiel Demonty apareció flotando en las aguas del Riachuelo. La autopsia demostró que murió ahogado: la investigación descubrió que un grupo de policías que lo había torturado y obligado a tirarse al río.

La autopsia es el inicio de la investigación. “Esto recién empieza”, explicó a Cosecha Roja una de las personas que participó de la autopsia.

En un comunicado, la familia Maldonado aclaró: “Con respecto a algunas interpretaciones suscitadas a partir de la inexistencia de lesiones a la vista en el cuerpo de Santiago, creemos que son prematuras, desinterpretan al Juez e intentan un recorte intencionado, oportunista y con objetivos mezquinos. La declaración no descarta que Santiago haya sido víctima de un accionar violento que desencadenó su muerte, por lo que debemos continuar esperando los resultados concluyentes de los peritos, garantizando que su trabajo sea realizado sin presiones de ningún tipo”.

En la sala de la planta baja del Cuerpo Médico Forense, donde se practican alrededor de 3600 autopsias por año, los peritos recogieron muestras de tejidos para hacer distintos análisis. Levantaron restos de barro y tomaron muestras de polen y entomológicas –insectos microscópicos-.

Los estudios complementarios permitirán responder las preguntas clave: ¿cuándo y cómo murió? ¿Cuánto tiempo llevaba el cuerpo en el agua cuando lo encontraron los buzos de la Prefectura Naval? El resultado, anticiparon fuentes con acceso al expediente, podría estar dentro de dos semanas.

En la autopsia participaron catorce forenses y cuatro especialistas del Cuerpo Médico Forense, otros cuatro del Equipo Argentino de Antropología Forense, peritos de parte de la familia, de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, la Asociación Ex Detenidos Desaparecidos, el Centro de Estudios Sociales y Legales y del único imputado que tiene la causa, el gendarme Emmanuel Echazú. También estuvo el juez Lleral junto a dos colaboradores y cuatro veedores de las querellas.

“El trabajo de coordinación, con más de 50 personas en la sala fue destacable. Todos los peritos que participaron dieron muestras de profesionalismo y honestidad”, destacó una de las personas que participó de la autopsia.

La familia volvió a pedir respeto, como hizo después de la aparición el cuerpo: “El intento de desvirtuar la investigación es una nueva afrenta a nuestro dolor, viola la prudencia y el respeto pedido por la familia. Les pedimos a la dirigencia política, medios de comunicación y la sociedad toda que nos ayuden a transitar este momento con la mayor solidaridad posible, hasta que se sepa la Verdad y se logre Justicia”.

Los forenses y los peritos de parte coincidieron en el cuerpo no presentaba lesiones cortantes, punzantes ni contusas. El diario Clarín publicó hoy, que “la causal más probable de la muerte de Santiago Maldonado habría sido el ahogamiento”. También dijeron que según la “opinión de los forenses los signos encontrados ‘resultarían compatibles con inmersión de entre 60 y 78 días’”. Durante la autopsia ninguno de los expertos hizo referencia la causa de la muerte ni analizó el tiempo que el cuerpo estuvo en las aguas del río Chubut. Esos datos recién se conocerán con los estudios complementarios.

Otra falsedad publicada por el diario Clarín fue la existencia de una discusión entre los peritos de parte y los forenses respecto a una “una tonfa metálica retráctil” hallada junto al cuerpo. “Este fue uno de los puntos objetados por los peritos del CELS que sostienen que la tonfa fue “plantada”, aunque los otros sostuvieron que estaba oxidada por efecto del agua”, publicó el diario. En realidad, durante la autopsia, uno de los representantes de las querellas (que no era del CELS), pidió que se tomaran muestras de la tonfa para determinar si Santiago la llevaba en su mano al momento de su muerte o fue colocada en el lugar. Nadie discutió el pedido y se tomaron las muestras.

La autopsia duró doce horas. Mientras los forenses revisaban el cuerpo hallado en el río Chubut, afuera, sobre la calle Junín, un centenar de personas mantenía una vigilia frente a altares improvisados con fotos de Santiago, velas y carteles hechos a mano. La gente se acercó a decirle a la familia, que tuvo que pasar siete horas junto al cuerpo que flotaba en el río, que no están solos en el dolor y en el reclamo de justicia.

Una nena rubia, de no más de cuatro años, sentada sobre el marco de una ventana, intentaba prender una vela que el viento, obstinado, le apagaba. En prolija letra cursiva, alguien transcribió el poema que Teresa Parodi le escribió a Santiago: “Hay un dolor aquí que ciega el alma”.

Fuente: Cosecha Roja

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>