Llegan a la Justicia las denuncias de la FAdE por el des-manejo del patrimonio espeleológico

Llegan a la Justicia las denuncias de la FAdE por el des-manejo del patrimonio espeleológico

6 marzo 2019 0 Por admin

Según informamos la semana pasada (http://piramideinformativa.com/2019/02/la-fade-descubrio-dos-nuevas-cavernas-en-el-valle-de-poti-malal), los espeleólogos de la FAdE detectaron, en el Valle de Poti Malal, la persistencia de actividades turísticas no autorizadas en cavernas de alto riesgo, como es el caso de San Agustín, tema frente al cual la DRNR sigue mirando para otro lado, quizás porque los autores de estos desmanes son “del mismo palo” político.

Al terminar la campaña, los espeleólogos presentaron el informe a que obligaba la Resolución de autorización, pero también, paralelamente, una denuncia (Nota DRNR 2019-958893 – Deleg. Malargüe), de la que sintetizamos los principales tramos, y que mucho tienen que ver con informes ocultados por la DRNR desde hace diez años, lo que indica que el elenco estable al que nos referimos muchas veces sigue vigente y atraviesa las administraciones de distintos colores políticos.

En principio, la FAdE invoca la Resolución DRNR -SAYOT 456-2018-04100551GDEMZA, que otorga permiso de buceo en Cueva San Agustín a falsos espeleólogos, señalando que dichas actividades son un mero plagio de trabajos realizados hace ya más de 15 años. La FAdE se basa en la información publicada en https://espeleoar.blogspot.com/2019/01/campana-de-espeleobuceo-en-san-agustin por los mismos actores, donde leemos, entre otras cosas: “articiparon de esta campaña Alfredo Marinaro y Raúl Carrizo (CNAE-UAE), Cecilio López Tercero y Javier Lario Gómez (Federación Madrileña de Espeleología, España), Araceli Díaz, Ailen Ojeda, Benjamín Aguilera, Rubén Cepeda y Lucas Oliva (GEMA) Gabriel Bergonzi y Ignacio Costarelli (Buceo Córdoba) y Pablo Sampano (DRNR -SAYOT -Mendoza)”; se percibe allí que el único malargüino presente (diciembre de 2018) es Rubén  Darío Cepeda, que fue directivo de la FAdE hasta hace diez años y que ahora está haciendo guiadas turísticas en distintas cavernas de alto riesgo y sin autorización.

En su presentación, la FAdE señala que “fue la Federación Argentina de Espeleología la coautora del descubrimiento de los lagos Croacia y Argentina en el transcurso de una expedición binacional en el año 2002, año en que los comunicadores de esta novedad no se habían siquiera iniciado en la espeleología. Hechas las denuncias de hallazgo, corresponde a la FAdE, según lo expresado en la Ley 5978 artículo 6, la prioridad para participar en los proyectos de investigación”. Rubén Darío Cepeda había participado de esa expedición pero seis años después se iría de la FAdE para colaborar con la UAE, que tiene sede en Buenos Aires. Nadie informó siquiera al descubridor de la cueva, sino que le pasaron por encima.

Y sigue: “dicha caverna fue descubierta ……. 8 años ANTES de que se hiciera la mensura de los campos, según constatamos en la visita conjunta a los puestos junto a funcionarios del Programa de Arraigo del Puestero, los días 20 y 21 del corriente mes. Fue la FAdE la que llevó a cabo la topografía de ambos lagos, la cual fue incluida, junto a la ficha de catastro respectiva, en el pedido de autorización que generó la mencionada Resolución 1485/17, por lo cual la DRNR estaba en conocimiento previo de nuestras investigaciones, las cuales, además, fueron comunicadas a la comunidad científica según el listado de publicaciones (período 1998-2018), también publicadas en octubre ppdo. en nuestra revista ARGENTINA SUBTERRANEA en www.fade.org.ar, www.sinpelos2011.wordpress.com y/o https://issuu.com/fade3 , a saber:… (y va un largo listado de publicaciones que prueban lo denunciado)”.

En la denuncia, que se basa en los hechos relatados en http://piramideinformativa.com/2019/01/el-feminismo-llego-a-la-espeleologia-pero-los-depredadores-no-se-van-y-hasta-tienen-apoyo-oficial-por-carlos-benedetto/, se reitera que “el Sr. La Rosa se inició en la Espeleología en el año 2007” (diez años antes de su “descubrimiento”) y se propone a las autoridades que revisen los antecedentes que tenían èl y sus colaboradores cuando en 2009 pidió su inscripción en el registro de espeleólogos.

Pasa que la DRNR no informa, o informa a medias, sobre las cosas que se le preguntan, ello a pesar de que la Constitución Nacional, art. 41, indica claramente que la información ambiental es pública.

“Como puede apreciarse en las presentaciones realizadas oportunamente, la FAdE estuvo informando las novedades respecto de sus descubrimientos, y prueba de ello es el catastro de nuestra asociación, que entregamos en mano al ex director Guido Loza en agosto de 2008, según copia sellada en nuestro poder. De resultas de ese catastro (que no sabemos si coincide con el oficial ya que la DRNR no nos ha facilitado esa documentación, por lo que reiteramos el pedido de nota expediente electrónico N° NO-2018-1116761-GDEMZA-DRNR#SAyOT), el hidrogeólogo Christian Montoro Paredes, miembro de la FAdE, elaboró un borrador de mapa que es parcial pero ilustrador sobre las cavernas en yeso. El Lic. Montoro es el autor, junto a la Lic. Laura Vera, de la propuesta de demarcación del área del futuro”, dice la denuncia de la FAdE de la semana pasada. Y agrega: “en nuestra recorrida por el valle entre los días 17 y 23 del corriente mes, hemos constatado que estos grupos “espeleológicos” por nosotros denunciados son los responsable de la animosidad, contra la FAdE y contra la DRNR, por parte del puestero NN (en el original figura el nombre completo), quien intentò impedir nuestra tarea autorizada por la resolución 1485/17; descubrimos que esa persona está aleccionada por la UAE y el GEMA para actuar contra la ley; incluso hace un año y medio protagonizó escenas de violencia contra el Sr. XX (mismo comentario), padre del descubridor de la Cueva San Agustín. De hecho, y ante la situación escandalosa provocada por estas personas y ante las trabas interpuestas por la DRNR para aprobar un pedido de extensión de plazo y de nómina de participantes, dichos investigadores decidieron no participar, como asì también otros tres investigadores extranjeros y argentinos, lo cual dañó seriamente la imagen de la DRNR. Como se informa por separado, San Agustín no es un fenómeno kárstico aislado, sino una parte de un gran sistema hidrogeológico kárstico, en el marco del cual las actividades de buceo son un aporte más, importante por cierto, pero con un criterio no científico, sino deportivo. Pero, además, no se puede tomar como “aporte” un supuesto trabajo que en realidad es un plagio de lo realizado casi 16 años atrás. Por lo tanto, la información publicada en https://espeleoar.blogspot.com/2019/01/campana-deespeleobuceo-en-san-agustin  es una copia, o en el mejor de los casos fue hecha sin haber tomado en cuenta los trabajos previos realizados en veinte años por el INAE, el Mendip Caving Group y la FAdE, y sin haberse respetado lo establecido en el artículo 6 de la Ley 5978. La situación de eventual plagio afectaría también a la asociación MENDOSUB, autora del descubrimiento del tercer lago, que fue bautizado con el nombre de “Mendoza” (En el relato de La Rosa el lago Mendoza no aparece siquiera mencionado, y el lago “Argentina” aparece nombrado como “Argentino”).

Por todo lo expuesto, la FAdE pidió que se derogue la resolución 456/18 que autoriza el buceo en la cueva sin el consenso con los descubridores de la cavidad. Pero además, “ratificamos el pedido (“pronto despacho”) de copia del Registro de Espeleólogos, a la luz de la nota de la guardaparques Patricia Prause de marzo de 2011 (en la que informa actos de violencia cometidos contra su persona por parte de Sergio La Rosa) , donde ya claramente se detectaban anomalías que nunca fueron investigadas por el Lic. Guillermo Romano ni por el abogado Sergio Guillot”.

También la FAdE reitera el pedido de copia del   catastro oficial de cavidades de la provincia y reclama “que no se autoricen trabajos de carácter deportivo (buceo) sin consensuar  previamente con los responsables del proyecto de creación del Parque Espeleológico Poti Malal (Resolución 1485/17), es decir la FAdE, ya que dichas actividades deben estar dirigidas con fines científicos por especialistas en hidrogeología kárstica. En espeleología y en muchas otras actividades, las técnicas de exploración son disciplinas auxiliares de las ciencias, no al revés”

En relación con otras cavidades, la FAdE advierte “ que no se cometan los mismos errores que en Las Brujas: si Poti Malal va a ser un área protegida, las actividades científicas son previas e incluyen a las distintas técnicas y, eventualmente al turismo. En tal sentido, solicitamos que las personas que desean hacer buceo en cavernas coordinen con nuestra asociación y sus profesionales. No tenemos inconveniente alguno en trabajar en conjunto con otras asociaciones no federadas, siempre y cuando se cumplan con estas premisas y con la legislación vigente y el mínimo respeto entre colegas”.

Sobre este culebrón ya publicamos algo en PIRAMIDE INFORMATIVA (http://piramideinformativa.com/2019/01/que-protegemos-en-las-areas-protegidas-por-carlos-benedetto/ y otras).

La FAdE endurece sus posiciones cuando dice que “exigimos se respete nuestra mayor antigüedad en los trabajos de investigación en la zona y que se llame al orden a estas personas que organizan permanentemente “campañas” en Malargüe, sin previo consenso con nuestra asociación, que tiene sede social en la ciudad de Malargüe. Sobre esto hemos hecho numerosas denuncias, algunas de las cuales incluso están posteadas en https://sinpelos2011.wordpress.com/2016/08/20/espeleo-trolls/”, y exige que, como lo hace la FAdE anualmente, las asociaciones UAE y GEMA “presenten: a) certificado de inscripción en AFIP y número de CUIT; b) Certificado de vigencia jurídica o copia de las últimas presentaciones de balances y memorias ante la Inspección General de Justicia (CABA) y la Dirección de Personas Jurídicas (Mendoza)”, ello ante la fundada sospecha de que dichas asociaciones tienen dificultades con sus respectivas vigencias jurídicas: supuestamente existen desde 2009, pero no se conocen los edictos en el Boletín Oficial donde convoquen a sus asambleas para aprobar memorias y balances o elegir autoridades”.

Judicialización de la Espeleología?

La situación ya había pasado a la instancia judicial unos días antes de la campaña en Poti Malal luego del silencio producido en la DRNR ante los reiterados reclamos de la FAdE, nunca respondidos (nota expediente electrónico N° NO-2018-1116761-GDEMZA-DRNR#SAyOT del 3 de mayo ppdo), con el patrocinio del Dr. MATIAS O. CEJAS GOÑI, Mat. SCJM No. 663 (ve texto en https://issuu.com/fade3/docs/amparo_4__cavernas_ley_5978___rev_m).

En la nota de la FAdE a la DRNR, además de lo dicho hasta aquí, se pide también se llame al orden a quienes, aún careciendo de los títulos de tenencia precaria de sus campos, pretenden impedir los estudios científicos de una futura área natural protegida. Algunos están, por ejemplo, muy mal asesorados por un abogado de San Rafael llamado Matías Moreno, según se dijo (tenemos la grabación) en la reunión plenaria del Salón Comunitario de Bardas Blancas en la tarde del 20 de febrero. En esa reunión y en otras que la FAdE mantuvo en los mismos puestos esa semana, se infiere la estrecha relación que hay entre quienes se creen “dueños” de las cuevas (según la Ley 5978, las cuevas son de dominio público y sujetas a expropiación) y los falsos espeleólogos, algunos de los cuales, incluso, llevan turistas a cuevas no habilitadas y de alto riesgo. Dicho sea de paso, un mal crónico, ya que incluso la mayoría de los guardaparques y guías de turismo siguen creyendo que “turismo” y “ciencia” son sinónimos, tema del cual DAMOS FE.

Finalmente, la FAdE critica el TRATO DISCRIMINATORIO (a tono con la denuncia de la guardaparques Patricia Prause de fecha 11 de marzo de 2011, cuando recibió amenazas de parte de estos tipos ) dado que “la resolución 1485/17 haya tardó 14 (catorce) meses en ser firmada, y otros 4 (cuatro) meses adicionales en ser notificada, mientras que la resolución de la referencia que aquí impugnamos haya sido firmada en tiempo récord. Esta animosidad ha provocado bajas en el equipo original y en el nuevo equipo que formamos entre diciembre y enero”.

Toda esta info fue remitida al Dr. Matías Cejas Goñi para su incorporación a la causa judicial iniciada, que en realidad no es la única, sino una de las 11 (once) ya iniciadas, las cuales a su vez constituyen el comienzo de la judicialización de 29 pedidos de informes no respondidos a la FAdE por la instancia administrativa y que comprenden distintos temas espeleológicos en especial y ambientales en general (áreas protegidas, actividades petroleras, introducción al territorio provincial de trazadores radiactivos sin conocerse cómo ni por dónde entraron, etc.).

Carlos Benedetto

carlos.benedetto@malargueonline.com.ar

Whatsapp 2604094916