Suscríbase a nuestro Boletín Semanal

Calendario

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Limitación a los agroquímicos. De Cañuelas a la Provincia de Buenos Aires

La norma local que impone mayores límites al uso de pesticidas en la Argentina es la ordenanza de Regulación de Agroquímicos del Partido de Cañuelas, en la Provincia de Buenos Aires. Entre otras regulaciones, prohíbe la fumigación aérea y aleja las fumigaciones terrestres a más de 2000 mts. De la planta urbana. Señala también taxativamente que debe regularse la producción de los cultivos agroecológicos en esos espacios.

La Provincia de Buenos Aires se caracteriza por estar organizada territorialmente en partidos. El Partido de Cañuelas, por ejemplo, tiene una extensión de unas 120 mil hectáreas. Así, los gobiernos municipales tienen competencia tanto sobre los territorios urbanos como rurales, siendo responsables del ordenamiento territorial y de la regulación de los conflictos ambientales en el marco de las leyes nacionales y provinciales.

Como dice el ingeniero agrónomo Javier Souza, quien asesoro y trabajo en la articulación de diversos actores sociales para lograr la ordenanza, hubo un importante trabajo de consenso y vinculación entre docentes, ONGs, el INTA, las asociaciones de productores y el municipio, con fuerte participación de periodistas locales. La lucha fue ardua, y hubo además un muy buen trabajo y argumentaciones sobre el impacto de los plaguicidas en la salud y el ambiente, así como en la existencia y posibilidad de desarrollar cultivos agroecológicos que no necesitaran de esos agroquímicos.

La ordenanza fue aprobada en Junio de 2010. A pesar de la resistencia de algunos productores a su cumplimiento, las acciones de la Secretaria de Medio Ambiente del municipio ante las denuncias de las infracciones por parte de los vecinos, fueron mejorando el control, incentivando la participación y logrando un mayor compromiso por parte de la población.

Militantes ambientales confirmaron que cuando un habitante del partido de Cañuelas hace la denuncia porque un mosquito está fumigando en zonas prohibidas, la presencia de los inspectores es rápida, se registra la infracción, una primera vez se los íntima y ante reincidencias se los sanciona tanto al aplicador como al productor, en el caso de que sean personas distintas. Una de las consecuencias de estas acciones oficiales es que los aplicadores que son contratados para fumigar algun campo, antes de hacer su trabajo, pasan por el municipio para confirmar si pueden hacerlo.

Otras consecuencias políticas

Sin ser peronista, como buen ciudadano y buen socialista, reconozco y difundo cuando se van explicitando los problemas y se generan expectativas de mejoramiento de la calidad de vida de la mayoría de la población. Lo hago, por ejemplo, con el Mensaje a los Gobiernos y Pueblos del mundo de Domingo Perón en febrero de 1972, antes todavía que se hiciera la primer conferencia de las Naciones Unidas sobre el Ambiente en Estocolmo. Estaría muy bien que lo leyeran tantos peronistas que están hoy en el poder.

En este caso de Cañuelas, en octubre de 2011, el intendente en ejercicio fue reelecto. Todavía no fue evaluado el impacto que tuvo en esa reelección el impulso político que le dio a la aprobación y aplicación de la ordenanza que regula el uso de los pesticidas, pero quedo muy claro que el impacto fue positivo.

La cuestión no quedo allí: el intendente pidió licencia de su cargo electo, debido a que fue designado como Ministro de Agricultura por el gobernador de la Provincia de Buenos Aires.

Además, el mismo gobernador, en su discurso del 2 de marzo de  en la Asamblea Legislativa expreso:

Extenderemos a toda la Provincia la normativa que comenzó en Cañuelas e impone límites y cuidados acerca de dónde y como se aplican los pesticidas.

Después de tanta lucha, viene muy bien que algunos políticos vayan tomando conciencia de que necesitamos implementar un proceso hacia el cambio del sistema productivo agroalimentario concentrador basado en el uso de pesticidas y fertilizantes, del cual los cultivos transgénicos son solo el ultimo eslabón.

Que el gobernador lo haya dicho donde lo dijo, no significa que automáticamente lo aplique, ni que sea suficiente. Los militantes por una mejor calidad de vida luchamos contra un sistema que concentra el ingreso, daña la salud, el ambiente y la calidad de vida de las personas, pone en severo riesgo la soberanía alimentaria de las poblaciones y que cuenta con un sistema productivo económico y social que responde a un paradigma que lo favorece;  necesitamos militar y movilizarnos para cambiarlo, para conseguir el reconocimiento de los riesgos, daños y  problemas, para que se aprueben las normas que nos protejan, y para que esas normas se apliquen. Entre otras cosas, debemos ahora controlar y presionar para que el gobernador cumpla con su palabra.

La extensión de las restricciones a los pesticidas de Cañuelas a toda la Provincia de Buenos Aires sería un muy buen trecho en ese camino, que se podría extender a todo el país.

La ordenanza se puede encontrar en Internet, poniendo en el buscador:

– Cañuelas ordenanza “Regulación de agroquímicos” –

Buenos Aires, 3 de abril de 2012.-

Claudio Lowy – ecolowy@yahoo.com.ar

011-15-6467-5187

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>